Estás aquí:
 

En este periodo las ciudades crecen muy rápidamente y aparecen nuevos espectadores, como los artesanos o los comerciantes, que reclaman un teatro de diversión, sin argumentos doctrinales ni políticos. Este nuevo público permite a las compañías no tener que salir de gira para mostrar sus espectáculos y posibilita la creación de los primeros teatros permanentes, los corrales de comedias, construidos en los patios interiores de las manzanas. Así, las compañías ambulantes pueden estabilizarse en los núcleos urbanos.

La commedia dell'arte es uno de los géneros más populares del Renacimiento. Surge en el siglo XVI y alcanza su máximo esplendor en el XVIII. Son representaciones basadas en un guión, llamado canovacci, pero que gozan de cierto margen de improvisación. Presentan una serie de personajes arquetípicos, la mayoría de los cuales llevan una máscara que facilita que el público los identifique rápidamente. Practican este género compañías ambulantes de actores profesionales que suelen poseer una gran habilidad interpretativa.

En esta época se produce también otro tipo de teatro: los autos sacramentales. Son espectáculos de gran suntuosidad que se realizan principalmente en la corte, pero que también se pueden representar en las calles de la ciudad.

Durante el Renacimiento se conservan casi todas las formas teatrales existentes en la Edad Media. El Concilio de Trento prohíbe las representaciones dramáticas dentro de los templos, lo que asesta un duro golpe al teatro religioso catalán.

En el año 1563 concluye el Concilio de Trento, convocado por la iglesia católica para revisar los preceptos de su doctrina. Entre otras decisiones, se prohíben las representaciones dramáticas en las iglesias. Algunas de estas interdicciones han llegado hasta nuestros días. En 1997, por ejemplo, el obispo de Urgell impidió la escenificación de unos Miracles de Santa Maria d’Àneu.

El siglo XVII, conocido como el Siglo de Oro, es una época de esplendor para el teatro español. Se retoma el estudio de los clásicos, como Plauto o Terencio, y el teatro se profesionaliza de la mano de compañías de cómicos ambulantes. Estas carecen de un espacio estable para representar sus funciones y van de ciudad en ciudad interpretando comedias, pasos y piezas dramáticas muy breves.

Las compañías están formadas por actores y actrices especializados en cada uno de los personajes prototípicos que aparecen en la comedia nueva. Este término aparece por primera vez en El arte nuevo de hacer comedias, de Lope de Vega, libro que se convierte en el referente teórico de la época. Los principales autores que abordan este género, que se incluye en programas festivos de repertorio variado, son Pedro Calderón de la Barca y Tirso de Molina.

En el Renacimiento encontramos tres tipos de prácticas escénicas: la cortesana, la populista y la erudita.

En este ámbito encontrarás...